10 Pasos a Seguir para Desarrollar la Inteligencia Emocional

¿Te parece interesante este artículo? ¡Valóralo! 😊

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

1. Podemos cambiar, cambiando

Nuestro cerebro es neuroplástico, es decir, que somos capaces de modificar hábitos, conocimientos, aprendiendo cosas nuevas a través de las experiencias, estímulos o el ambiente, etc. Con lo que si queremos cambiar, deberemos practicar y crear nuevos hábitos con las herramientas que hemos comentado en el punto anterior ¿Cómo se puede desarrollar la Inteligencia Emocional?.

2. La ayuda de un profesional

Desde T&M Global Coaching te invitamos a que pruebes una sesión con nosotros para que te expliquemos cual es nuestros sistema de trabajo, siempre conjunto (Tamara y Marcos) en todas las sesiones, dispondrás de dos entrenadores para ti, para conseguir herramientas útiles para conseguir resultados.

3. Feedback exterior

Trabajaremos utilizando técnica de (ventana de Johari) en la que recibiremos ese feedback por parte de nuestros familiares, amigos, compañeros de trabajo, pareja… de una manera anónima y veremos los resultados de cómo nos ven desde fuera y de cómo nos vemos nosotros.

4. Técnicas conductuales

Se utilizaran básicamente la terapia cognitivo-conductual, es decir, aprender a cambiar tus pensamientos, y las conductas que la acompañan. Mejorar la capacidad de aceptar y perdonarte desde la comprensión. (C.A.P) Visualizaciones positivas.

5. Detectar la emocion que hay detrás de los actos (conductas)

Te enseñaremos a detectar tus emociones, no las podemos eliminar pero sí aprender a entenderlas y cómo influyen sobre ti.
Cuando algo te haga actuar o sentirte de una determinada manera, parar un segundo, reflexionar sobre la emocion que hay detrás, y así podrás encontrar el origen. Tranquilo, estarás siempre acompañado/a por tus Coach

6. Cadena de emociones

Como hemos comentado previamente hay emociones primarias (TRISTEZA, ENFADO, ALEGRIA, MIEDO, ASCO, SORPRESA), pero muchas veces las emociones primarias desencadenan otras emociones, y eso nos lleva al error de creer que lo que realmente estamos sintiendo es la emocion secundaria.

Pongamos un ejemplo:

Imagina que te sientes traicionado porque has contado algo muy importante y serio a los que consideras amigos de esos de verdad y la respuesta que obtienes de ellos no es para nada comprensión, respeto… etc. Aparentemente la emoción sería la traición, cuyo componente básico es el enfado.

¿Pero lo es realmente?

Si profundizas en qué ha provocado tu enfado, descubrirás que la emoción original es la tristeza. Estás enfadado con tus amigos porque te ha causado tristeza comprobar que tu amistad no tiene para ellos el mismo valor que tú esperabas, al contar algo importante o no esperabas esa reacción por parte de ellos.

7. No hay juicios, sí acción

No enjuicies a ti mismo, las emociones solo tienen una función como hemos comentado previamente y solo darte información de lo que está pasando para que puedas tomar acción.

  1. El miedo te avisa de que no tienes recursos para abordar lo que está sucediendo. Refleja una desproporción entre la situación y los recursos con los que cuentas.
  2. El enfado lo sientes cuando vulneran tus derechos o necesidades. Te empuja hacia el ataque o la defensa para hacerte respetar.
  3. La tristeza te indica la pérdida de algo valioso para ti y te prepara para superar esa ausencia.
  4. Sientes alegría cuando algo te resulta agradable. Te motiva a experimentarla de nuevo con conductas que vuelvan a generarla.
  5. Si sientes Asco,
  6. Si sientes Sorpresa

8. Lenguaje no verbal

El rostro es el “reflejo del alma”, de las emociones. Ejemplos:

  1. Taparse o tocarse la boca: si se hace mientras se habla puede significar un intento de ocultar algo. Si se realiza mientras se escucha puede ser la señal de que esa persona cree que se le está ocultando algo.
  2. Tocarse la oreja: es la representación inconsciente del deseo de bloquear las palabras que se oyen. Si tu interlocutor lo realiza mientras hablas puede significar que desea que dejes de hablar.
  3. Tocarse la nariz: puede indicar que alguien está mintiendo. Cuando mientes se liberan catecolaminas, unas sustancias que inflaman el tejido interno de la nariz y pueden provocar picor. También ocurre cuando alguien se enfada o se molesta.
  4. Frotarse un ojo: es un intento de bloquear lo que se ve para no tener que mirar a la cara a la persona a la que se miente. Cuidado con la gente que se toca mucho la nariz y se frota los ojos cuando habla contigo 😉
  5. Rascarse el cuello: señal de incertidumbre o de duda con lo que uno mismo está diciendo.
  6. Llevarse un dedo o algo a la boca: significa inseguridad o necesidad de tranquilizarse, en una expresión inconsciente de volver a la seguridad de la madre.
  7. Cruzar los brazos: muestra desacuerdo y rechazo. Evita hacerlo a no ser que precisamente quieras enviar este mensaje a los demás. En un contexto sensual, las mujeres suelen hacerlo cuando están en presencia de hombres que les parecen demasiado agresivos o poco atractivos.
  8. Cruzar un solo brazo por delante para sujetar el otro brazo: denota falta de confianza en uno mismo al necesitar sentirse abrazado.
  9. Brazos cruzados con pulgares hacia arriba: postura defensiva pero que a la vez quiere transmitir orgullo.
  10. Unir las manos por delante de los genitales: en los hombres proporciona sensación de seguridad en situaciones en que se experimenta vulnerabilidad.
  11. Unir las manos por detrás de la espalda: demuestra confianza y ausencia de miedo al dejar expuestos puntos débiles como el estómago, garganta y entrepierna. Puede ser útil adoptar esta postura en situaciones de inseguridad para intentar ganar confianza.
  12.  El pie adelantado: el pie más avanzado casi siempre apunta hacia donde querrías ir. En una situación social con varias personas también apunta hacia la persona que consideras más interesante o atractiva. Si quieres que alguien de forma emocional sienta que le estás dando toda tu atención, asegúrate de que tus pies están encarados hacia él. De la misma manera, cuando tu interlocutor apunta con sus pies hacia la puerta en lugar de hacia ti es una señal bastante evidente de que quiere terminar la conversación.
  13. Piernas cruzadas: es una actitud defensiva y cerrada que protege los genitales. En el contexto del cortejo, puede comunicar rechazo sexual por parte de la mujer hacia el hombre. En una situación social, que haya una persona sentada con brazos y piernas cruzados probablemente signifique que se ha retirado de la conversación. De hecho, los investigadores Allan y Barbara Pease realizaron un experimento que demostró que las personas recordaban menos detalles de una conferencia si la escuchaban con los brazos y piernas cruzados.
  14. Sentado con una pierna elevada apoyada en la otra: típicamente masculina, revela una actitud competitiva o preparada para discutir; sería la versión sentada de exhibición de la entrepierna.
  15. Piernas muy separadas: otro gesto básicamente masculino que quiere transmitir dominancia y territorialidad.
  16. Sentada con las piernas enroscadas: en las mujeres, habitualmente significa cierta timidez e introversión.
  17. Sentada con una pierna encima de la otra en paralelo: varios autores reconocen que en las mujeres puede interpretarse como cortejo al intentar llamar la atención hacia las piernas, puesto que en esta postura quedan más presionadas y ofrecen un aspecto más juvenil y sensual.

9. Gestión de las emociones

Como ya sabemos cuáles son las emociones, qué es lo que nos quieren decir, etc.…vamos a expresarlas con asertividad. La fórmula general es “Me siento X (emoción) cuando haces Y (conducta) en la situación Z”, teniendo en cuenta lo siguiente:

  1. Define concretamente la emoción X (oprimido, asustado, eufórico, etc)
  2. Expresa tu emoción en primera persona
  3. Comunica la conducta Y que te provoca esa emoción, no las intenciones (no juzgues)
  4. Termina expresando lo que necesitas
  5. Evita usar frases que empiecen por “Tú” y continúen con un juicio o acusación

Un ejemplo sería: “Me siento desconfiado a veces porque me han hecho daño en mi pasado aunque intento mejorar cada día gracias a tu ayuda” Una forma de ejercitar la Inteligencia emociones es haciendo visualizaciones; por ejemplo, los atletas olímpicos dedican horas a recrear mentalmente la carrera que harán el día de la competición.

10. Anular juicios en los demás

Las personas estamos constantemente emitiendo juicios y lo hacemos sobre prácticamente todo lo que observamos. Los juicios son procesos de pensamiento, son como veredictos que hacemos en un momento dado sobre las personas, las cosas, las situaciones, etc. Como tales, muchas veces terminan formando creencias, y estas a su vez pueden originar juicios. Además, se manifiestan en determinadas declaraciones e influyen en nuestro propio comportamiento o en el de los demás

¡No te pierdas ningún artículo!

Déjanos tu mejor email y te mandaremos periódicamente las últimas novedades.

EBOOK

5 actividades para fomentar el desarollo emocional y personal de tu hijo

En nuestro Ebook te enseñamos las 5 herramientas que necesitas para que tu hijo supere etapas difíciles y se desarrolle en todos los campos de su vida.